TRABAJO FIN DE GRADO: ELECCIÓN DE TEMA Y ELABORACIÓN

10/10

Algo que va a ser necesario para finalizar nuestro grado universitario, sea cual sea, es realizar el Trabajo de Fin de Grado (TFG). En grados biosanitarios y, en los científico-técnicos en general, existen dos modalidades: práctico, es decir, experimental; o bibliográfico. En este artículo analizaremos estrategias para encarar el TFG desde el momento de su elección.

LA IMPORTANCIA DE ELEGIR UN BUEN TEMA PARA EL TFG

Se tiene que tener en cuenta que el TFG es el último trabajo que se realizará en cada grado. Si comprobáis cuántos créditos (ECTS) tiene vuestro TFG, veréis cuál es su importancia: suele ser una de las asignaturas con más peso en créditos del último curso e incluso de todo el grado. Su importancia se debe a que se suele considerar el TFG el último paso para completa y consolidar muchas de las técnicas y conocimientos que se han ido adquiriendo durante el grado.

 

Debido a su importancia, resulta evidente que un paso crucial será el de elegir de qué tema tratará nuestro TFG. Este paso, por ser el primero, puede provocar muchos dolores de cabeza, indecisiones e intranquilidad. Cada universidad tendrá diferentes propuestas de TFG en cada grado, lo que puede ahorraros mucho tiempo si alguno de la lista os interesa y no hay nadie más que lo pida. Por otra parte, cada persona puede elegir por su cuenta un TFG y proponerlo a quien coordine la asignatura.

 

Nuestra recomendación es que elijáis el tema de TFG que elijáis, elegid uno que os interese mínimamente y no escojáis uno por escoger: pensad que estaréis con el trabajo durante varios meses y deberéis dedicarle muchas horas, por lo que si no os interesa el tema acabaréis aborreciéndolo y el día a día con el trabajo se convertirá en un martirio.

¿CÓMO ELIJO UN TEMA QUE NO ESTÁ EN LA LISTA QUE OFRECE MI GRADO?

Para responder a esta pregunta tenemos diferentes alternativas. Nos centraremos en dos: el caso de que nos interese un tema en concreto o el caso de que nos interese un grupo de investigación en concreto.

 

Cuando tengas que realizar el TFG intenta ver un poco más allá de tu universidad: puedes hacer el TFG en otras universidades o centros de investigación de todo el país o incluso en el extranjero; tienes muchas posibilidades.

 

Si por ejemplo te interesa mucho el funcionamiento de los ARN de interferencia, por poner un ejemplo relacionado con la genética molecular, puedes ver que centros de investigación, universidades o empresas se dedican a utilizar e investigar ARN de interferencia. A partir de aquí el procedimiento es sencillo: buscar un correo de contacto y realizar una propuesta formal a quien tenga que acogernos en su laboratorio.

 

También nos podría interesar, por ejemplo, un grupo de investigación del Instituto de Investigaciones Químicas (IIQ-CSIC-Andalucía) y querer realizar nuestro TFG allí. El procedimiento vuelve a ser el mismo: buscar un correo de contacto y proponer nuestra presencia en su laboratorio para realizar un TFG que nos propongan.

 

Además de las posibilidades mencionadas, pensad que el TFG puede ser bibliográfico o puede realizarse en un empresa que no se dedique a la investigación básica: por ejemplo, un TFG sobre marketing farmacéutico en un determinado ámbito. Las posibilidades son inmensas y merece la pena dedicar bastante tiempo a buscar la opción que mejor se adecue a cada uno.

LA ELABORACIÓN DEL TFG

Una vez hemos elegido el tema y desde nuestra universidad nos confirman que lo tenemos asignado y que podemos empezar a trabajar en el TFG, debemos estructurar un plan de trabajo para cumplir con los plazos de entrega.

Cada grado tendrá, en el apartado de la asignatura TFG, en una guía que nos marcará cómo debemos realizar el trabajo: tamaño de letra, número páginas, qué orden de apartados seguir (introducción, materiales y métodos, conclusiones, etcétera) y todo tipo de consideraciones que tendremos que tener en cuenta para obtener la máxima puntuación posible.

Cuando todo esto esté claro, si somos capaces de ser constantes, el TFG no presentará una dificultad excesiva. ¡No lo dejes todo para la última semana!

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Deja un comentario