LA BIBLIOGRAFÍA EN LOS TRABAJOS UNIVERSITARIOS

10/10

Cuando realizamos trabajos universitarios es necesario citar a los autores y los trabajos de los cuales hemos obtenido cierta información que utilizaremos como referencia. Como es evidente, partiremos de esta referencia para ir más allá o para tratar de hipotetizar con ella y plantear nuevos caminos.

También, el hecho de mencionar documentados y trabajos consultados, aportarán a nuestro propio trabajo rigor académico y ayudarán a los demás a encontrar la información que mencionamos. Además, evitaremos incurrir en plagio.

¿QUÉ SON LAS NORMAS Y LOS ESTILOS?

Seguramente hayas visto leído sobre la existencia de las denominadas normas ISO. Las normas ISO son establecidas por el Organismo Internacional de Estandarización (ISO, en inglés: International Organization for Standardization) y buscan establecer un sistema de calidad que garantice la satisfacción de las necesidades y expectativas de los consumidores en todos los ámbitos.

En el caso de las citas bibliográficas en los trabajos, el marco de referencia es la norma ISO 690 (con actualización en 2013; ISO 690:2013) y esta ofrece las directrices para indicar los datos de mención. Después, cada consejo editorial, cada organismo científico, cada universidad elabora su propio manual de estilo (o, en su defecto, se acoge a uno). Cada manual de estilo define los datos bibliográficos ofrecidos, la puntuación, la tipografía y cómo citar.

Hay diferentes estilos para situar las citas en el texto y sus correspondientes referencias bibliográficas (en el último apartado, a saber: Bibliografía o Referencias bibliográficas, deberemos poner todas las referencias utilizadas en el trabajo).

Algunos ejemplos de estilos son: APA (American Psychological Association), Estilo Harvard o IEEE (Institute of Electrical and Electronical Engineers).

ESTILO HARVARD

El estilo Harvard es un estilo muy utilizado en trabajos de grados científico-técnicos. En el estilo Harvard las citas aparecen únicamente en el cuerpo del texto (nunca a pie de página), emplea el sistema autor-año y toda cita debe tener una referencia en la bibliografía final.

Algunos ejemplos de cómo aplicar el estilo Harvard:

  • Los documentos con dos autores se citan por sus primeros apellidos unidos por un ‘y’: (Sánchez y Via, 2010)
  • Si el trabajo citado tiene tres o más autores, se debe citar el primer autor seguido de et al.: (Montoliu et al., 2017)
  • Si para un mismo concepto se citan trabajos de varios autores, se deben separar las referencias con un punto y coma (;): (Garcia, 2012; Antolí, 2013).

¿CÓMO ORDENAR LA LISTA DE REFERENCIA DE UNA BIBLIOGRAFÍA?

La forma de ordenar nuestro lista de referencias en el apartado de la bibliografía dependerá del estilo que hayamos utilizado. En nuestro caso, que hemos puesto como ejemplo el estilo Harvard, deberemos ordenar todas las referencias alfabéticamente por autor. El estilo Harvard también requiere que, además de añadir los autores, destaquemos en cursiva los títulos de libros, capítulos de libros, revistas o artículos de revistas, enciclopedias, etcétera.

El hecho de tener que mencionar todos los títulos de los diferentes documentos que hemos utilizado (libros, revistas y demás) puede resultar un poco tedioso. Para ayudaros a realizar esta tarea existen los Gestores Bibliográficos. Especialmente si nuestra bibliografía es muy numerosa, un gestor bibliográfico nos vendrá genial. La mayoría de gestores nos permiten: organizar las referencias, importar las referencias de bases de datos o artículos, elaborar bibliografías en diferentes estilos, etcétera. Esto nos será muy útil para agilizar la finalización de nuestro trabajo y dotarlo de una bibliografía de calidad.

Por último: no se os ocurra poner como referencias páginas web como Wikipedia. ¡Os bajarán la nota!

Algunos gestores bibliográficos que os pueden ser útiles:

  • Mendeley
  • EndNote

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Deja un comentario